Cortes de carreteras, vehículos en llamas y altercados marcan la huelga de los trabajadores del metal en la provincia española de Cádiz (VIDEOS)

Cortes de carreteras, vehículos en llamas y altercados marcan la huelga de los trabajadores del metal en la provincia española de Cádiz (VIDEOS)

Este martes se inició un paro indefinido para exigir la mejora de las condiciones laborales y la firma de un convenio colectivo que afecta a más de 20.000 trabajadores.

La ciudad de Cádiz, al sur de España, está viviendo su segunda jornada consecutiva de huelga indefinida en el sector del metal. Más de 20.000 trabajadores están llamado a secundar este paro, que ha provocado la parálisis de varias plantas de fabricación, entre las que se incluyen la de Airbus y Alestis.

Estos dos días han dejado imágenes impactantes, como la de las barricadas que cortan carreteras clave para ingresar en los polígonos industriales, vehículos en llamas y algunos altercados entre obreros y agentes de la policía.

Así, Cádiz, una provincia con una elevada tasa de paro estructural, contempla cómo las protestas por la mejora de las condiciones de trabajo han tomados sus principales avenidas.

Los piquetes han bloqueado la Avenida de los Astilleros, así como los accesos a industrias de construcción naval claves para la economía de la región, como Navantia, Dragados, o Acerinox. También se encuentra cortada la entrada a las zonas industriales de Puerto Real y Campo de Gibraltar.

No solo se está obstaculizando el tráfico por carretera, con barricadas y hogueras, sino también el ferroviario, que está intentando ser obstruido con tuberías arrojadas a las vías.

Durante la jornada del martes tuvo lugar un altercado entre los agentes de Policía Nacional, desplegados en la zona, y los manifestantes. Los primeros dispararon proyectiles de goma, mientras que los segundos respondieron arrojando piedras y tornillos. Durante estos disturbios, una persona fue arrestada.

Dos puntos muy conflictivos en esta segunda jornada

En esta segunda jornada se han registrado dos puntos muy conflictivos. Por un lado, la Carretera Industrial, que se encuentra cortada al tráfico rodado por una gran barricada de fuego; y por otro, el piquete presente en las instalaciones de Alestis, que ha cortado la carretera que llega hasta el polígono industrial por el Río San Pedro.

En las puertas del resto de grandes factorías de la zona los piquetes continúan activos y los tres astilleros (Dragados Offshore, Alestis y Airbus) siguen siendo el centro de acción de los trabajadores en huelga.

En este contexto, el acceso al astillero de San Fernando ha amanecido resguardado por un fuerte dispositivo policial, que está permitiendo la entrada tanto al astillero como al arsenal militar.

Durante esta jornada se ha producido la detención de una persona en la ciudad de Cádiz que al parecer portaba material incendiario y se ha resistido a la Policía Nacional cuando se lo han intentado requisar. Además, un camionero ha resultado herido a consecuencia de un golpe propiciado por un manifestante con una tabla de madera.

Además de las tensiones por el conflicto laboral, sindicatos y empresarios también chocan por las cifras de seguimiento de la huelga. Los primeros estiman que el seguimiento es absoluto, mientras que los segundos lo tasan tan solo en el 15 %.

Conversaciones estancadas

Los trabajadores mantienen que continuarán con la huelga hasta que la Federación de Empresarios del Metal (FEMCA), representante de las principales empresas de la región, ofrezcan un acuerdo aceptable. Por su parte, la patronal ha reiterado su oferta de diálogo, aunque sostiene que las demandas de los sindicatos son injustificadas y desproporcionadas.

Las posiciones de unos y otros para lograr un acuerdo sobre el convenio colectivo siguen estancadas. Los sindicatos convocantes del paro, Comisiones Obreras (CC.OO.) y Unión General de Trabajadores (UGT), esperan que la patronal lance alguna señal de acercamiento hoy.

Por su parte, los empresarios reiteran que la única vía para acabar con la huelga debe ser la negociación entre empleados y empleadores. Se muestran preocupados por las consecuencias de este conflicto laboral y porque las imágenes de violencia entre manifestantes y policía puedan suponer un deterioro de la imagen exterior de la provincia que genere incertidumbre en posibles clientes internacionales, que puedan optar por elegir otros emplazamientos para realizar el mantenimiento de sus buques.

La misma preocupación es compartida por la ministra de Economía del Gobierno de España, Nadia Calviño, que ha admitido que le preocupan mucho las imágenes de la huelga: «Tenemos un respeto total por las reivindicaciones de los trabajadores y la libertad de manifestación y de expresión, pero no puede ser que haya comportamientos violentos y que se genere esta situación en el marco de una negociación de un convenio colectivo o de tipo laboral», ha dicho durante una entrevista televisiva en el programa ‘Al Rojo Vivo’.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los manifestantes y ha condenado rotundamente las acciones violentas, a la vez ha defendido el derecho de los trabajadores a la huelga. Pacheco ha emplazado a que se reanuden cuanto antes las negociaciones

En el centro del conflicto: el salario

Los sindicatos denuncian la falta de avance en las negociaciones para firmar un convenio colectivo que afecta a más de 20.000 trabajadores de las empresas auxiliares del sector y que expiró el pasado 31 de diciembre de 2020.

A parte de otras diferencias, el centro del conflicto se sitúa en torno al salario. Desde los sindicatos se reclama una subida del 2 % este 2021, del 2,5 % en 2022 y del 3 % en 2023, además de revisiones de la inflación todos los años para realizar ajustes en el caso de que las subidas pactadas sean inferiores al aumento de los precios.

Deja una respuesta