Debacle de Sainz por culpa del talón de Aquiles de Audi: pierde otra hora y dice adiós al sueño de remontar en el Dakar

Debacle de Sainz por culpa del talón de Aquiles de Audi: pierde otra hora y dice adiós al sueño de remontar en el Dakar

Los Reyes Magos del Dakar han traído carbón a las opciones españolas. Aunque en menor medida en motos, en coches se ha confirmado el desastre para Carlos Sainz, que vio cómo otro problema en la suspensión de su Audi le dejaba tirado a mitad de esta inédita etapa. Por primera vez, los recorridos de coches, prototipos ligeros y camiones transcurrió sobre un trazado y el de motos y quads por otro diferente, de manera que no hubo referencias de unos sobre otros.

El problema de Sainz llegó en torno al kilómetro 200. El madrileño iba en buen ritmo, sosteniendo el ‘top 5’ con relativa comodidad, hasta que se vio obligado a detenerse del todo. Un amortiguador de su QS R e-Tron falló y tuvo que esperar a que llegara su compañero Stéphane Peterhansel, que en ese momento luchaba por el primer puesto, para que le dejase uno nuevo de su propio coche. El español pudo continuar y llegar al final de la etapa, pero con una hora perdida (1:03.54 exactamente), lo que a efectos prácticos le hace despedirse prácticamente del todo de las opciones que le quedaban.

El vencedor del día fue el sorprendente Henk Lategan, que estrena su palmarés dakariano en la misma etapa en la que abandonó en 2021. El sudafricano, compañero de Nasser Al-Attiyah en Toyota, entró en meta con casi dos minutos de ventaja sobre Sebastien Loeb, que se quedó al borde de la victoria. Para darle más épica a su primera victoria en el raid más duro del mundo, Lategan disputó toda la etapa con una puerta abierta que no era capaz de cerrar después de un salto en una duna.

Tras esta jornada, Loeb le recorta unos minutos a Al-Attiyah, pero este sigue líder con solvencia y ventaja sobrada. Cuenta con 35 minutos de margen sobre el galo y más de 51 sobre el tercer clasificado, el argentino Lucio Álvarez, que va con el español Armand Monleón como copiloto.

Sainz está a 3:19:14 de la cabeza, fuera incluso del ‘top 20’. La palabra ‘milagro’ se queda muy corta para definir lo que necesita el ‘Matador’ para ser, siquiera, candidato a victoria final.

Como estaba previsto, Joan Barreda pagó las consecuencias de abrir pista. El castellonense llegó a más de 21 minutos (y dolorido de un hombro tras una caída en el kilómetro 250) del primer hombre en meta, un Toby Price, que se reivindicaba así en este Dakar. El campeón de 2016 y 2019 se impuso con una ventaja de más de cuatro minutos sobre Danilo Petrucci, que intentaba dejar huella en su debut dakariano desde MotoGP… y lo logró en los despachos.

Price fue penalizado con seis minutos, por lo que pasó de ser 1º a 5º, dejando al exvelocista de Ducati como vencedor del día. Petrucci, que está fuera de competición real tras los problemas de la segunda etapa, ve premiada su constancia y resarcidos en buena medida sus últimos meses de sufrimiento.

Aunque fue con más suspense del deseado, el propio piloto confesaba que no podía «dejar de llorar» desde que se lo confirmaron. Al final solo ganó por 2 segundos sobre Ross Branch.

Las clasificaciones finales estuvieron en el aire. Cuando ya habían entrado bastantes coches en meta, e incluso muchos estaban ya en el campamento, la organización tuvo que neutralizar la etapa por motivos de seguridad. La gran cantidad de accidentes en el bucle sur de Riyadh, donde transcurrían las disciplinas de motos y quads, dejó sin helicópteros de rescate disponibles y, ante un eventual problema mayor, decidieron parar la jornada. Esto provocó que se reestudiase en qué punto dar por finalizado el día.

Barreda no pudo hacer nada en cualquier caso. Tanto él como otros pilotos que iban abriendo pista, como Lorenzo Santolino, se quedaron sin opciones en los primeros kilómetros de este primer bucle de Riyadh, dejando a pilotos como Howes o sobre todo Daniel Sanders destacarse. ‘Chucky’ llegó a liderar la etapa, aunque por segundos, si bien en el último paso por control antes de meta perdió casi 13 segundos.

El gran beneficiado de esta etapa fue Sam Sunderland, que sigue líder de la general tras haberse dejado apenas medio minuto con Matthias Walkner, que acabó justo delante. El británico de GasGas se mantiene primero con 2:29 en la general.

La etapa de este viernes será la última antes del día de descanso, con los recorridos invertidos: donde este jueves han rodado los coches lo harán las motos y viceversa.

Placeholder mam module

Sigue en directo la etapa 5 del rally Dakar

Deja una respuesta