El ministro de Deportes de Maldivas, Ashadh Ali, pasó a la historia como la tarjeta roja más rápida de la historia del fútbol en el sur de Asia. El político y futbolista profesional propinó un codazo a un rival cuando sólo llevaba un minuto en el terreno de juego.



La acción tuvo lugar en un partido amistoso entre Maldivas y las Islas Seychelles. Ashadh Ali entró en el césped en el minuto 92 y tardó poco más de un minuto en ser expulsado con tarjeta roja directa por agredir a un contrincante completamente ajeno al transcurso del juego.

A sus 35 años, Ali compagina sus labores como ministro de Deportes de Maldivas con su carrera como jugador profesional de fútbol e integrante de la selección nacional.