Fiestón de la selección de baloncesto ante un público entregado a los héroes de Berlín

La selección española de baloncesto que conquistó su cuarto Eurobasket se dio un baño de masas en el Wizink de Madrid ante más de 10.000 enfervorizados aficionados que quisieron celebrar con sus ídolos el título continental conquistado en Berlín.
El recinto madrileño registró un lleno casi total para ofrecer su cariño a los 12 internacionales y al cuerpo técnico, que pudieron festejar la consecución de una medalla de oro un tanto inesperada. Los aficionados abarrotaron la pista y las gradas del pabellón ya mucho antes de que los campeones de Europa llegasen sobre las 20 horas para protagonizar una fiesta que duró algo más de una hora.
Tras la presentación de todo el staff y de los jugadores, fue Sergio Scariolo el primero en tomar la palabra para dirigirse a los presentes. «Muchas gracias, una vez más todos somos campeones de Europa», afirmó el italiano, con un semblante sonriente. Además, el seleccionador tiró de símil cinematográfico para hablar del título de su equipo. «¿Os acordáis de la película de Will Smith de ‘En busca de la felicidad’ cuando le dice a su hijo ‘No dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, si quieres algo, ve a por ello’», remarcó Scariolo ante la ovación del público.
El capitán Rudy Fernández fue muy cariñoso con Scariolo. «Llevamos mucho años juntos, hemos ganado cuatro oros europeos y hemos vivido todo, pero lo que has hecho con este equipo es increíble», confesó, para posteriormente dar la gracias a cada uno de sus compañeros uno a uno: «He disfrutado como si fuera un chaval de 21 años».
Entre sus elogios, estuvieron a Willy Hernangómez porque ser «un tío de la hostia» y merecerse el MVP del Eurobasket, a Lorenzo Brown por su «sacrificio y compromiso» o a Xabi López-Arostegi por ser «de los que siempre» quiere en su equipo. «¡Alberto! ¡Por favor, cómo defiendes!», le gritó a Alberto Díaz.
Willy Hernangómez, animado al grito de MVP, destacó su relación con Scariolo. «Quiero agradecer a Sergio por todo lo que me ha exprimido y las broncas que me han caído, y las que me quedan».
Lorenzo Brown, también muy ovacionado, lo intentó sin demasiado éxito con el castellano, y Juancho Hernangómez, estelar en la final ante Francia, recordó, con la voz ya muy ‘tocada’, que le dijo a Jaime Fernández que estuviese «tranquilo porque van a entrar todas». «A veces la vida parece una película, pero esta es mejor, esta es de verdad», aseguró en relación a su papel protagonista en la película ‘Garra’, de Adam Sandler. El ‘Sweet Caroline’ de Neil Diamond fue el encargado de cerrar la fiesta en el WiZink.

Fiestón de la selección de baloncesto ante un público entregado a los héroes de Berlín

La selección española de baloncesto que conquistó su cuarto Eurobasket se dio un baño de masas en el Wizink de Madrid ante más de 10.000 enfervorizados aficionados que quisieron celebrar con sus ídolos el título continental conquistado en Berlín. El recinto madrileño registró un lleno casi total para ofrecer su cariño a los 12 internacionales y al cuerpo técnico, que pudieron festejar la consecución de una medalla de oro un tanto inesperada. Los aficionados abarrotaron la pista y las gradas del pabellón ya mucho antes de que los campeones de Europa llegasen sobre las 20 horas para protagonizar una fiesta que duró algo más de una hora. Tras la presentación de todo el staff y de los jugadores, fue Sergio Scariolo el primero en tomar la palabra para dirigirse a los presentes. "Muchas gracias, una vez más todos somos campeones de Europa", afirmó el italiano, con un semblante sonriente. Además, el seleccionador tiró de símil cinematográfico para hablar del título de su equipo. "¿Os acordáis de la película de Will Smith de ‘En busca de la felicidad’ cuando le dice a su hijo ‘No dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, si quieres algo, ve a por ello’", remarcó Scariolo ante la ovación del público. El capitán Rudy Fernández fue muy cariñoso con Scariolo. "Llevamos mucho años juntos, hemos ganado cuatro oros europeos y hemos vivido todo, pero lo que has hecho con este equipo es increíble", confesó, para posteriormente dar la gracias a cada uno de sus compañeros uno a uno: "He disfrutado como si fuera un chaval de 21 años". Entre sus elogios, estuvieron a Willy Hernangómez porque ser «un tío de la hostia» y merecerse el MVP del Eurobasket, a Lorenzo Brown por su «sacrificio y compromiso» o a Xabi López-Arostegi por ser «de los que siempre» quiere en su equipo. "¡Alberto! ¡Por favor, cómo defiendes!", le gritó a Alberto Díaz. Willy Hernangómez, animado al grito de MVP, destacó su relación con Scariolo. "Quiero agradecer a Sergio por todo lo que me ha exprimido y las broncas que me han caído, y las que me quedan". Lorenzo Brown, también muy ovacionado, lo intentó sin demasiado éxito con el castellano, y Juancho Hernangómez, estelar en la final ante Francia, recordó, con la voz ya muy ‘tocada’, que le dijo a Jaime Fernández que estuviese "tranquilo porque van a entrar todas". "A veces la vida parece una película, pero esta es mejor, esta es de verdad", aseguró en relación a su papel protagonista en la película ‘Garra’, de Adam Sandler. El ‘Sweet Caroline’ de Neil Diamond fue el encargado de cerrar la fiesta en el WiZink.

La selección española de baloncesto que conquistó su cuarto Eurobasket se dio un baño de masas en el Wizink de Madrid ante más de 10.000 enfervorizados aficionados que quisieron celebrar con sus ídolos el título continental conquistado en Berlín.

El recinto madrileño registró un lleno casi total para ofrecer su cariño a los 12 internacionales y al cuerpo técnico, que pudieron festejar la consecución de una medalla de oro un tanto inesperada. Los aficionados abarrotaron la pista y las gradas del pabellón ya mucho antes de que los campeones de Europa llegasen sobre las 20 horas para protagonizar una fiesta que duró algo más de una hora.

Tras la presentación de todo el staff y de los jugadores, fue Sergio Scariolo el primero en tomar la palabra para dirigirse a los presentes. «Muchas gracias, una vez más todos somos campeones de Europa», afirmó el italiano, con un semblante sonriente. Además, el seleccionador tiró de símil cinematográfico para hablar del título de su equipo. «¿Os acordáis de la película de Will Smith de ‘En busca de la felicidad’ cuando le dice a su hijo ‘No dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, si quieres algo, ve a por ello’», remarcó Scariolo ante la ovación del público.

El capitán Rudy Fernández fue muy cariñoso con Scariolo. «Llevamos mucho años juntos, hemos ganado cuatro oros europeos y hemos vivido todo, pero lo que has hecho con este equipo es increíble», confesó, para posteriormente dar la gracias a cada uno de sus compañeros uno a uno: «He disfrutado como si fuera un chaval de 21 años».

Entre sus elogios, estuvieron a Willy Hernangómez porque ser «un tío de la hostia» y merecerse el MVP del Eurobasket, a Lorenzo Brown por su «sacrificio y compromiso» o a Xabi López-Arostegi por ser «de los que siempre» quiere en su equipo. «¡Alberto! ¡Por favor, cómo defiendes!», le gritó a Alberto Díaz.

Willy Hernangómez, animado al grito de MVP, destacó su relación con Scariolo. «Quiero agradecer a Sergio por todo lo que me ha exprimido y las broncas que me han caído, y las que me quedan».

Lorenzo Brown, también muy ovacionado, lo intentó sin demasiado éxito con el castellano, y Juancho Hernangómez, estelar en la final ante Francia, recordó, con la voz ya muy ‘tocada’, que le dijo a Jaime Fernández que estuviese «tranquilo porque van a entrar todas». «A veces la vida parece una película, pero esta es mejor, esta es de verdad», aseguró en relación a su papel protagonista en la película ‘Garra’, de Adam Sandler. El ‘Sweet Caroline’ de Neil Diamond fue el encargado de cerrar la fiesta en el WiZink.

Deja una respuesta