Lanzan un cable USB antirrobo que destruye los datos de un dispositivo en caso de ser arrebatado o confiscado

Lanzan un cable USB antirrobo que destruye los datos de un dispositivo en caso de ser arrebatado o confiscado

Al tirar del cable, se desconectan unos contactos magnéticos y se activa un comando que bloquea el equipo o invalida las claves de encriptación de los archivos.