Lo que se sabe del asesinato de Lucas González, el futbolista argentino de 17 años al que la policía confundió con un delincuente

Lo que se sabe del asesinato de Lucas González, el futbolista argentino de 17 años al que la policía confundió con un delincuente

Toda Argentina está conmocionada por la muerte de Lucas González, el canterano de Barracas Central que fue asesinado por tres policías de paisano que presuntamente le confundieron con un delincuente.

El joven salía de entrenar junto a varios compañeros cuando recibió los disparos en la cabeza que le mantuvieron durante días en el hospital para, finalmente, perder la batalla por la vida.

Ahora, todos los clubes de la Primera División argentina se han unido para pedir justicia y que se esclarezcan los hechos. 

El diario Olé publicó este viernes un audio de uno de los policías en el que se escucha cómo reportan lo ocurrido a la central y explican lo que pasó para llegar a disparar al chico:

«Señor, veníamos recorriendo a la altura de Luna e Iriarte observando a este masculino que estaba realizando maniobras evasivas ante el tránsito», comienza la comunicación del efectivo con un superior. Al colocarnos atrás notamos la presencia de cuatro masculinos, entonces, al pasar la altura de Vélez Sársfield intentamos detener la marcha. Cuando cruzamos el vehículo para obligarlo a detener, el acompañante esgrime un arma de fuego y colisiona al chofer y al suscripto. Y ahí… bueno, continúa el procedimiento», relata.

Sin embargo, el padre del chico fallecido ha publicado una desgarradora carta en la que, entre otras cosas, niega rotundamente que su hijo llevara un arma.

«A las dos cuadras los interceptó un coche de donde bajaron policías de civil, quienes sin mediar palabras empezaron una ráfaga de balas; dos de los tiros dieron en la cabeza de mi hijo«, explica en la carta.

«Quisieron instalar que Lucas tenía un arma, pero lo único que tenía mi nene eran los botines y las canilleras. Nunca hubo balaceras, ¡fue víctima de gatillo fácil!», añadió el padre, Mario, en un texto escrito mientras Lucas aún luchaba por su vida en el hospital. «Espero un milagro», escribía su progenitor.

Por el momento se desconoce exactamente qué pasó pero el país está asistiendo con gran dolor a un hecho para el que todos reclaman justicia. 

Deja una respuesta