Maradona, acusado de violación y trata de personas por una exnovia: «Mi madre lloraba detrás de la puerta»

Maradona, acusado de violación y trata de personas por una exnovia: «Mi madre lloraba detrás de la puerta»

A unos pocos días de que se cumpla el aniversario de la muerte de Diego Armando Maradona, la figura del astro argentino vuelve a quedar en entredicho por las acusaciones que ha realizado una exnovia cubana que tuvo durante su estancia en La Habana a principios de los 2000.



Mavys Álvarez ha relatado en una dura entrevista el infierno que, presuntamente, le hizo pasar Maradona. Ella tenía solo 16 años y fue en la época en la que el ’10’ vivió en La Habana, acogido por el régimen de Fidel Castro con quien guardaba una gran amistad.

«Maradona me tapó la boca para que yo no gritara, para que no dijera nada y abusó de mí. Mi mamá vino a verme ese día a la casa donde estábamos en La Habana y Diego no le quiso abrir la puerta de la habitación. Mi mamá tocó y él no abrió. Me violó. Eso fue lo que pasó», relató en una dura charla en Infobae.

El episodio que más le duele de las continuas vejaciones de Maradona tuvo a sus padres como testigos. «Mi mamá vino a verme a la casa donde estábamos en La Habana y (Diego Maradona) no le quiso abrir la puerta. Mi mamá tocó la puerta de la habitación y él no quiso abrir. Él me tapó la boca para que yo no gritara, para que yo no dijera nada y abusó de mí», rememora. «Nunca abrió la puerta Diego. Nunca la abrió. Mi mamá estuvo tocando, bajaba, volvía, subía y tocaba y lloraba detrás de la puerta porque sabía que estábamos ahí. Él nunca le abrió hasta que se tuvo que ir porque no le abrió», zanja.

La relación totalmente controladora de Maradona con ella le hizo ser prácticamente rehén de sus designios. «Temí por mi vida. Incluso pensé en quitarme la vida en varias ocasiones», confiesa, y pone de ejemplo lo que vivió en su regreso con Maradona a Argentina desde Cuba. Un viaje en el que, según ella, el exfutbolista llegó a plantear meterla en una maleta si no la permitían dejar la isla. Finalmente, obtuvo el permiso firmado del propio Castro.

Mavys Álvarez no había vuelto a Argentina desde 2001, cuando viajó para un homenaje en La Bombonera, el estadio de Boca Juniors, al ’10’. Fueron días «traumáticos, porque vi muchas cosas… Estaba encerrada, no podía salir, dependía de todos para todo y ninguno hacía nada para que yo me sintiera bien», recuerda. El control sobre aquella época la convirtió, prácticamente, en un objeto.

El grado de dominio abusivo de Maradona sobre Álvarez, según ella, llegó al punto de que la obligó a someterse a una cirugía de aumento de pechos.



«Diego quería que yo luciera con más senos. No le gustaban los pechos chiquitos. Él quería que me pusiera senos más grandes”, explica.

«Él insistió en que le gustaría mucho que yo me operara los senos, que por favor, que me iba a ver mejor, que iban a tener el cuidado que necesitaba, que todo iba a estar bien, que el médico iba a hablar conmigo y que no tuviera miedo. Al final accedí porque ya me había sacado la fecha de la cirugía y no me quedó otra«, relata la cubana, que también recuerda que sus padres no consintieron nada pese a que era menor: tenía 17 años.

En aquella época, Maradona estaba sumido en el consumo frenético de alcohol y drogas. Mavys asegura que la arrastró consigo. «Él me fue metiendo en su mundo de la adicción. A mí no me interesaban las drogas, no fumaba, no me drogaba, no tomaba. Poco a poco me introdujo en el alcohol. Después insistió en que consumiera», explica. Y no sólo la insistió, sino que la obligó, según ella.

«Todos los días insistía un poco más. Un día se va de viaje, me deja el plato con dos rayas ya preparadas para que yo lo consumiera. Como para probarme a ver si no estando él, quizás yo me atrevía a probar (…) Me gritaba. Me insultaba. Me decía que por qué razón no probaba, que eso realmente me iba a ayudar y que él quería que yo aguantara con él toda la madrugada. Y bueno… al final tanto insistió que la pruebo. Te puedo decir hoy que era de mala calidad porque la probé y no me pasó nada», cuenta.

Todas estas denuncias de Mavys Álvarez no se han centrado sólo a nivel mediático. El día antes declaró en sede judicial como querellante junto a la Fundación por la Paz y el Cambio Climático, que acusaron formalmente por presunta trata de personas al entorno de Maradona: Carlos Ferro Viera, Omar Suárez, Gabriel Buono, Mario Isralit y el exagente de ‘Pelusa’ Guillermo Coppola.

Deja una respuesta