Putin baraja enviar a luchar a los rusos al frente

Rusia parece dispuesta a contestar al avance ucraniano con una escalada. Leer

Putin baraja enviar a luchar a los rusos al frente

Rusia parece dispuesta a contestar al avance ucraniano con una escalada. Leer

En directo Guerra Rusia-Ucrania: última hora Guerra Rusia prepara referéndums exprés para anexionarse las regiones ocupadas ante la ofensiva de Ucrania

Cada vez más acorralada en sus viejas conquistas de Donetsk y Lugansk tras la contraofensiva ucraniana, Rusia baraja enviar a luchar a los rusos al frente. La cámara baja del Parlamento Ruso introdujo este martes los conceptos de «movilización» y «ley marcial» en el Código Penal de la Federación Rusa, preparando el terreno legislativo a la espera de que el presidente ruso, Vladimir Putin, anuncie su siguiente golpe. Estaba previsto que el mandatario ruso diera un discurso esta noche en el que iba a anunciar esta nueva fase del conflicto, pero a última ahora se ha cancelado por razones que aún se desconocen.

Las nuevas modificaciones en el Código Penal prevén castigos de hasta 10 años por entregarse al enemigo o abandonar una unidad. Negarse a participar en las hostilidades se castiga con dos o tres años de prisión. La Duma Estatal también adoptó una ley que simplifica la concesión de la ciudadanía rusa a los extranjeros que sirven en las fuerzas armadas de la Federación Rusa. Los que estén dispuestos a apoyar la expansión de Rusia y luchar por un pasaporte tendrán hasta un lugar específico para alistarse en Moscú.

Las enmiendas adoptadas afectarán no solo a los militares que ya se encuentran en Ucrania, sino también a aquellos que todavía están en unidades militares en territorio ruso y que están siendo preparados para ser enviados a la zona de conflicto. El colectivo liberal Vesna (Primavera) pidió a los militares rusos que se nieguen a participar en la guerra o se rindan antes de que se convierta en un delito penal: «Lo más probable es que esta sea su última oportunidad, y debe usarla al día siguiente». El llamamiento fue respaldado por otros doce movimientos que se oponen a la guerra.

Rusia parece dispuesta a contestar al avance ucraniano con una escalada. Mientras, el índice de la Bolsa de Moscú cayó casi un 7%, desplomándose por debajo de los 2300 puntos por primera vez desde finales de agosto. Algunas empresas rusas como Gazprom, Sberbank cayeron más de un 10%. Los rusos, mayoritariamente indiferentes a la guerra estos siete meses, estarán pendientes de Vladimir Putin, que podría abrir un nuevo capítulo en el mayor conflicto bélico que ha vivido Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Ante la contraofensiva ucraniana, las autoridades rusas pueden realizar una movilización parcial en Rusia e introducir la ley marcial. Cambios en las cúpulas de la dirección de la administración presidencial y del Ministerio de Defensa también están sobre la mesa, según distintos medios rusos.

Las enmiendas a la legislación rusa, incluida la de movilización, se adoptaron el mismo día en que se anunció la decisión de celebrar inmediatamente «referéndums sobre la adhesión a Rusia» en los territorios ocupados. Igual que pasó tras la anexión de Crimea, ni un solo miembro de la Duma del Estado se pronunció en contra de estas enmiendas.

Rusia controla sólo una parte de los territorios ocupados de Ucrania. Las tropas rusas tienen ahora mismo el 93% de la región de Jersón, donde hay en marcha una contraofensiva ucraniana. Tienen el 64% en la región de Zaporiyia, invadida también este año. El 99% del territorio está ocupado en la región de Lugansk tras avanzar este año sobre sus conquistas de 2014. Por último, controlan el 65% del territorio de la región de Donetsk, considerada la capital de la zona de Donbás.

Deja una respuesta