¿Qué implica la amenaza nuclear de Putin en medio de pedidos de paz en la ONU?

En un inusual mensaje, Putin dijo que contrarrestará cualquier intimidación con su arsenal nuclear.

¿Qué implica la amenaza nuclear de Putin en medio de pedidos de paz en la ONU?

En un inusual mensaje, Putin dijo que contrarrestará cualquier intimidación con su arsenal nuclear.

De guerra relámpago a decretar la movilización parcial de la población: después de siete meses de ofensiva en Ucrania, el presidente ruso, Vladimir Putin, escaló este miércoles el conflicto con Kiev y las potencias occidentales alanunciar la movilización de cientos de miles de reservistas y al amenazar con recurrir a armas nucleares.

En un mensaje televisivo a la nación, en el que acusó a Occidente de buscar la destrucción de Rusia, Putin anunció la entrada en vigor de una medida que busca convocar a los reservistas para defender la soberanía y la integridad territorial del país.

(Lea también: Zelenski envía contundente mensaje tras amenaza de Putin: pide al mundo castigo)

Serán movilizados, según dijo este miércoles el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, 300.000 reservistas, lo que representa el 1 por ciento del potencial de este país. La medida hizo disparar la venta de tiquetes aéreos de quienes buscan abandonar el país lo antes posible.

Pero el presidente fue mucho más allá en su discurso. El mandatario ruso advirtió a los países de la Otán que su país cuenta con un arsenal nuclear sin comparación que le permitiría contrarrestar cualquier amenaza occidental. “Aquellos que intentan chantajearnos con armas nucleares deben saber que el viento se les puede poner en contra”, dijo.

Putin aseguró que Moscú no dudará en recurrir a todos los medios a su alcance para defender su país y su pueblo.

Una amenaza no menor si se tiene en cuenta que Rusia cuenta actualmente con 1.625 cabezas nucleares desplegadas, a las que hay que sumar otras 2.870 almacenadas y 1.760 de carácter estratégico, según el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (Sipri).

(Además: Presidente Putin amenaza con usar armas nucleares: ‘no es una fanfarronada’)

El presidente ruso, Vladimir Putin, en su discurso a la nación este miércoles.

Foto:

AFP

Condena internacional

El discurso a la nación de Putin desencadenó inmediatamente una ola de rechazo dentro del mismo territorio ruso. Movimientos pacifistas convocaron este miércoles masivas protestas contra las medidas y, entre aplausos, gritaron “no a la guerra” y “Putin a la trinchera”.

Más de 1.113 personas fueron detenidas en 38 ciudades de Rusia en medio de las movilizaciones, según la organización OVD-Info.

Los anuncios también representaron una dramática escalada de tensión en medio de la guerra. En Ucrania, por ejemplo, el presidente Volodimir Zelenski sostuvo que la movilización parcial anunciada demuestra la “incapacidad” del ejército profesional ruso y aseguró que Putin “quiere ahogar a Ucrania en sangre”. El mandatario, incluso, pidió en un discurso de Naciones Unidas un “castigo ruso” para Moscú.

(Siga leyendo: Ministro ruso de Defensa anuncia que 300.000 reservistas serán movilizados)

Una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe librar

Después del discurso de Putin, el presidente estadounidense, Joe Biden, aprovechó el escenario de la ONU para arremeter directamente contra su homólogo ruso. Ante la Asamblea General, Biden dijo este miércoles que Rusia quiere borrar a Ucrania del mapa y que dicho país “violó descaradamente” la Carta de las Naciones Unidas.

Biden también criticó a Putin por recurrir a las amenazas con las armas nucleares: “Justo hoy (miércoles), el presidente Putin ha hecho amenazas nucleares abiertas contra Europa y ha reflejado un desprecio imprudente por las responsabilidades de un régimen de no proliferación. (…) Una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe librar”.

Biden también abordó otro de los conflictos actuales y desescaló las tensiones con Pekín al enfatizar que no busca una “Guerra Fría” con China y que su país no apoyará ningún cambio unilateral del statu quo con Taiwán.

Las declaraciones se dan luego de que el mandatario estadounidense dijo que defendería al gobierno taiwanés en caso de que China decidiera invadir la isla, algo que fue rápidamente matizado por la Casa Blanca.

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, por su parte, advirtió que la paz mundial está “en peligro” por la “grave escalada” que suponen las decisiones de Moscú y afirmó que “amenazar con armas nucleares es inaceptable y un peligro para todos”.

Menos contundente se mostró China, país que abogó por el “diálogo” y el apoyo a “cualquier esfuerzo” que conduzca a un alto el fuego en Ucrania.

Arrestos en Rusia en medio de las movilizaciones contra Putin este miércoles.

Foto:

EFE

El impacto de las medidas rusas

En todo caso, para Estados Unidos y los países de la Otán, la decisión de Rusia de movilizar reservistas es una señal de las dificultades que se está encontrando Moscú en su guerra.

Las medidas son, según la propia UE, una reacción “desesperada” y, a todas luces, un reconocimiento del fracaso de la “operación militar especial” en Ucrania, que en casi siete meses de combates no ha logrado conquistar el Donbás.

Desde que Rusia lanzó su asalto a Ucrania el 24 de febrero, el Kremlin no ha dejado de repetir que todo se está desarrollando “según el plan”, incluso cuando tuvo que abandonar su ofensiva en Kiev y replegarse hacia el este.

Sobre el uso de armas nucleares, analistas consideran que para Putin, la escalada nuclear no sería una forma de asegurar una victoria de último minuto, sino una forma de supervivencia política o incluso física. Para lo que podría desempolvar una doctrina rusa que expertos llaman “escalar para desescalar”: acudir a las armas nucleares para no perder la guerra convencional.

Sin embargo, tal acto de desesperación marcaría el giro más oscuro en la historia humana desde Hiroshima y Nagasaki y rompería el tabú de la era de la Guerra Fría contra el uso de armas nucleares para cualquier otra cosa que no sea la disuasión.

(Le puede interesar: Putin: ¿Cómo la contraofensiva ucraniana llevó a la amenaza nuclear rusa?)

Así está hoy el tablero de la guerra en suelo ucraniano

Paralelo a los anuncios del presidente ruso, Vladimir Putin, de movilizar reservistas, lo cierto es que la situación en el terreno de combate se sigue recrudeciendo.

En términos de combates y bajas militares, Moscú reconoció este miércoles que 5.937 soldados han muerto desde el inicio de su ofensiva en Ucrania a finales de febrero, una cifra muy inferior a las estimaciones ucranianas y occidentales.

“Nuestras pérdidas hasta la fecha son de 5.937 muertos”, dijo el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, en una entrevista con el canal de televisión Rusia 24, consecutiva a un discurso de Putin.

En contraste, la inteligencia occidental y la ucraniana aseguran que la cifra de soldados muertos es de 55.100.

La contraofensiva ucraniana de las últimas semanas ha sido clave para reconfigurar el tablero de la invasión. Kiev, de hecho, asegura que ha recuperado 6.000 kilómetros cuadrados de su territorio, principalmente en el noreste del país.

Según Ucrania, Rusia ha perdido en terreno más de 50.000 soldados.

Foto:

AFP

El ejército de Ucrania, incluso, anunció este miércoles que tomó posesión de docenas de tanques que dejaron en el este tropas rusas al huir, según personas familiarizadas con el asunto, con lo que agregaron armamento crucial a su arsenal casi siete meses después del inicio de una guerra en la que ambos bandos han perdido mano de obra y maquinaria.

Se calcula que la cantidad de tanques capturados son alrededor de 200, sin especificar cuántos de ellos estaban operativos o podían ser reparados.

(Puede leer: Referendos de anexión a Rusia de algunas zonas ucranianas: ¿Qué está pasando?)

Por otro lado, en palabras de la agencia nuclear de Naciones Unidas, la situación en la central nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, se “sigue deteriorando”. Las advertencias provienen del director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (Oiea), Rafael Grossi, mientras los ucranianos acusaban a Rusia de haber vuelto a bombardear.

El director del Oiea dijo que discutió el asunto con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, con quien se reunió más temprano al margen de la Asamblea General de la ONU en su sede en Nueva York. “Mientras continúen los bombardeos, los riesgos son enormes”, agregó.

Las autoridades ucranianas acusaron este miércoles a Rusia de haber vuelto a bombardear las instalaciones de la central nuclear más grande de Europa, aunque aseguraron que el índice de radiación en esta instalación no superaba la norma.

REDACCIÓN INTERNACIONAL**Con información de agencias

Más noticias

Vladimir Putin dijo que Colombia es un ‘prometedor socio de Rusia’

Rusia y Ucrania estarían dispuestas a hacer un intercambio de 200 prisioneros

Ucrania: Lo que se sabe de las tumbas encontradas en la ciudad de Izium

Deja una respuesta