Referendos de anexión a Rusia de algunas zonas ucranianas: ¿Qué está pasando?

Se llevarán a cabo del 23 al 27 de septiembre, en plena contraofensiva. Este es el panorama.

Referendos de anexión a Rusia de algunas zonas ucranianas: ¿Qué está pasando?

Se llevarán a cabo del 23 al 27 de septiembre, en plena contraofensiva. Este es el panorama.

Las autoridades instaladas por Moscú en varias regiones de Ucrania anunciaron este martes la urgente celebración del 23 al 27 de septiembre de referendos de anexión a Rusia, en plena contraofensiva ucraniana. Ucrania respondió de inmediato y prometió «liquidar» la «amenaza» rusa.

(Lea también: Rusia y Ucrania estarían dispuestas a hacer un intercambio de 200 prisioneros)

Los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk, en la región del Donbás (este de Ucrania), así como las regiones de Jersón (sur) y Zaporiyia (sudeste), todos ocupados por el ejército ruso, anunciaron esas votaciones.

(Además: El Reino Unido se compromete a mantener la ayuda militar a Ucrania en 2023)

Ello se produce cuando Ucrania va a ingresar en su octavo mes de guerra y todas esas zonas son escenario de combates y bombardeos.

Esos referendos, basados en el modelo del que confirmó la anexión por Rusia de la península ucraniana de Crimea en 2014 -denunciado por la comunidad internacional-, están siendo preparados desde hace varios meses.

(Siga leyendo: Ucrania: Lo que se sabe de las tumbas encontradas en la ciudad de Izium)

Pero su calendario parece haberse acelerado debido a la ofensiva ucraniana que obligó al ejército ruso a retiradas en el noreste del país.

Fue el jefe del «Parlamento» autoproclamado de Lugansk, Denis Miroshnichenko quien anunció en primer lugar que se celebraría la consulta, a lo largo de cuatro días a partir del viernes.

(Además: Video: Ucrania acusa a Rusia de bombardear planta nuclear en el sur del paísAFP)

Chantaje y revés ruso

«El Consejo de la nación decide fijar las fechas de la votación para el referéndum del 23 al 27 de septiembre» declaró, citado por el portal de información oficial de Lugansk.

Poco después la agencia de prensa oficial de Donetsk anunció un calendario idéntico, seguido del jefe de la administración de ocupación de Jersón, Vladimir Saldo. Un responsable prorruso hizo lo propio para la región de Zaporiyia.

(Le recomendamos: Las claves detrás del éxito militar de Ucrania frente a Rusia)

Ucrania advirtió este martes que la amenaza rusa será «liquidada». «Ucrania va a solucionar la cuestión rusa. La amenaza sólo puede liquidarse por la fuerza», escribió en Telegram el jefe de la administración presidencial ucraniana, Andrii Yermak, quien denunció un «chantaje» por parte de Moscú motivado por «el miedo a la derrota».

Ucrania

Foto:

Sergei Kozlov. EFE

El ministro ucraniano de Exteriores Dmytro Kuleba aseguró que Ucrania va a «seguir liberando sus territorios, diga lo que diga Rusia».

Estos anuncios se producen después de que Rusia haya sufrido espectaculares reveses militares desde principios de septiembre. Debió retirarse de Járkov, en el noreste de Ucrania, tras un avance de las tropas de Kiev, que se benefician de suministros de armas y material militar occidentales.

(Lea también: Ucrania: hallan cuerpos con signos de tortura tras la retirada rusa de Izium)

El ejército ucraniano ha lanzado también una contraofensiva en la región de Jersón, menos fulgurante, pero en la que está obteniendo avances. Y también ataca en la región de Lugansk, que Rusia conquistó íntegramente en la primavera boreal, tras sangrientos combates.

Cinco días para decidir

«¿Está usted a favor del ingreso de la república popular de Lugansk (o Donetsk) en Rusia en calidad de sujeto de la Federación Rusa?», es la pregunta que tendrán que responder los participantes en la consulta, según informó el centro de información de la república separatista de Lugansk.

Las autoridades separatistas explicaron que la consulta se extenderá durante cinco días con el fin de garantizar las mejores condiciones para votantes, miembros de comisiones electorales, observadores y periodistas.

(De interés: Por qué Ucrania ha tenido tanto éxito en su contraofensiva y qué desafíos tiene)

«El sufrido pueblo del Donbás se merece ser parte de un Gran País que siempre consideró su Patria. Este acontecimiento (el referéndum) restablecerá la justicia histórica, cuya llegada ansían millones de rusos», agregó Denís Pushilin, líder separatista de Donetsk, en una misiva.

Pushilin explicó que en la consulta que comienza el viernes podrán votar tanto los habitantes del Donbás bajo ocupación rusa como de aquellas partes bajo control ucraniano.

Militares ucranianos se preparan para repeler un ataque en la región ucraniana de Lugansk el 24 de febrero de 2022.

Foto:

AFP

Los votantes depositarán sus papeletas en sus domicilios, patios interiores, espacios públicos y sólo durante una jornada podrán hacerlo en colegios electorales tradicionales.

Los separatistas subrayan que una mayoría de habitantes del Donbás y de los territorios ocupados votarán a favor del ingreso en la Federación Rusa, extremo que niega Kiev, quien adelantó que los plebiscitos serán fraudulentos, ya que Moscú no ha logrado registrar suficiente número de votantes.

(Además: Zelenski visita zonas recuperadas y promete la victoria de Ucrania en la guerra)

¿Arma nuclear?

El martes por la mañana el expresidente ruso Dmitri Medvedev y actual número dos del Consejo de seguridad ruso, instó a celebrar lo más rápidamente los referendos de anexión de las regiones de Lugansk y Donetsk.

Los referendos en el Donbás «son de gran importancia (….) para restablecer la justicia histórica» dijo Medvedev en Telegram. Moscú considera a Ucrania como históricamente rusa. «Violar territorio de Rusia es un crimen, y si es cometido, ello permite utilizar todas las fuerzas de legítima defensa», advirtió.

Para la analista rusa independiente Tatiana Stanovaya , «Putin va a celebrar ya esos referendos para tener el derecho de utilizar el arma atómica para defender el territorio ruso».

(Lea también: ‘¿Cuántos muertos más debemos esperar?’: papa Francisco sobre guerra en Ucrania)

Putin va a celebrar ya esos referendos para tener el derecho de utilizar el arma atómica para defender el territorio ruso

Ello supone una clara amenaza del presidente ruso a Ucrania y a Occidente que ayuda a Kiev y sanciona a Rusia, agrega la analista, que dirige el centro de análisis R. Politik Putin ya reconoció la independencia de las regiones de Donetsk y Lugansk, poco antes de lanzar su ofensiva en Ucrania el 24 de febrero.

Estas regiones ya estaban bajo control de los separatistas prorrusos desde 2014, pero su integración en Rusia supondría claramente una escalada en el conflicto en curso.

Al recibir este martes las cartas credenciales de nuevos embajadores en Rusia, Putin prometió proseguir su política «soberana» y denunció la voluntad de «hegemonía» de Estados Unidos.

(Análisis: ¿Puede Vladimir Putin perder la guerra en Ucrania?)

Ello se produce poco antes del inicio este martes en Nueva York de la Asamblea general de Naciones Unidas.

Votar bajo las bombas

El problema es que el Ejército ruso y las milicias prorrusas controlan la práctica totalidad de la región de Lugansk, pero sólo el 55 por ciento de Donetsk, donde nunca han podido doblegar la resistencia enemiga.

«En nuestros planes figuraba llegar a las fronteras constitucionales y celebrar el referéndum en el marco de esas fronteras. Pero hemos tenido que cambiar de planes», admitió Pushilin, en alusión a la incapacidad de rusos y prorrusos de conquistar el Donbás. Con todo, Pushilin subrayó que «toda paciencia tiene un límite».

(Lea también: Rusia: el proyecto con el cual buscan que Putin dimita de su cargo)

En cuanto a las sureñas Jersón y Zaporiyia, los separatistas aseguran controlar casi la totalidad de la primera, con la excepción de una estrecha franja, y más de la mitad de la segunda. «Casi el 95 % de la región de Jersón está bajo control del Ejército ruso», dijo Kiril Stremoúsov, subjefe de la administración prorrusa de Jersón.

¿Qué dicen Estados Unidos y la Otán?

Estados Unidos advirtió que «nunca reconocerá» las anexiones rusas de territorio de Ucrania, por lo cual desconocerá los resultados de los referendos para anexar zonas prorrusas de ese país.

«Estos referendos son una afrenta a los principios de soberanía e integridad territorial que sustentan el sistema internacional», dijo el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

«Estados Unidos nunca reconocerá los reclamos de Rusia sobre cualquier parte supuestamente anexada de Ucrania», agregó.

Por su parte, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg afirmó que los referendos constituyen una «escalada adicional» a la guerra.

«Referendos falsos no tienen legitimidad y no cambian la naturaleza de la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania. Esta es una nueva escalada en la guerra de [Vladimir] Putin», apuntó Stoltenberg en Twitter.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*Con información de AFP Y EFE

Deja una respuesta