Un error grosero de Militao le cuesta la derrota a un Real Madrid blando en Getafe

Un error grosero de Militao le cuesta la derrota a un Real Madrid blando en Getafe

El líder de Primera División arrancó el 2022 con una derrota que no entraba en los planes en Getafe. Con un equipo plagado de bajas por el acoso del Covid sobre el conjunto blanco, fue un habitualmente fiable Militao el que provocó el gol de la derrota. 

El Real Madrid dominó pero no supo superar a un Getafe que toma aire en la zona baja de la tabla gracias a la inteligencia de Enes Unal, que supo ver cómo el central brasileño lo hizo todo mal en una acción en la que un defensa no puede fallar.

Ocurrió a los 10 minutos de partido. El delantero turco se plantó en la frontal del área para intentar presionar la salida de balón del central brasileño, que incomprensiblemente se achicó y se dio la vuelta, permitiendo que el futbolista azulón le robase la cartera. Con frialdad y ante la sorpresa de Courtois, Unal se confirmó como un delantero clave para los de Quique Sánchez Flores: sexto de los últimos diez goles del equipo han sido suyos.

No fue el día de los centrales madridistas, ya que a continuación fue David Alaba el que dejó a Maksimovic expédito, pero su disparo fue malo. La reacción de los de Ancelotti, muy enfadado en el banquillo, llegó con disparos lejanos, como uno de Modric que se estrelló en el larguero o alguno de Benzema desde fuera del área. Pero la desesperación fue total entre los blancos, especialmente al ver que el árbitro no pitaba lo que consideraron penaltis claros, como un golpe sobre el propio Benzema o luego posteriormente un agarrón a Marcelo, que salió como recambio.

El dominio del juego por parte del Real Madrid no se tradujo en goles. Con un Asensio desaparecido y Mariano o Isco como revulsivos, además de Peter Federico, poco más pudo hacer el conjunto blanco ante un Getafe muy bien plantado y que supo resistir el resultado hasta los instantes finales. Y que, además, tuvo en David Soria, su portero, a un héroe.