Un hombre se declara culpable de violar a una joven hace tres décadas luego de que una coincidencia de ADN condujera a su detención

Un hombre se declara culpable de violar a una joven hace tres décadas luego de que una coincidencia de ADN condujera a su detención

Paul Shakespeare, de 66 años, fue puesto en prisión preventiva y será sentenciado el próximo 17 de enero.

Un residente del condado inglés de Cumbria (Reino Unido) admitió haber violado a una joven hace 31 años, después de que una coincidencia de ADN condujera a su detención. Paul Shakespeare, de 66 años, compareció este jueves ante un tribunal de la ciudad de Gloucester y se declaró culpable de un cargo de violación y otro de posesión de un arma en un lugar público, informa The Mirror.   

De acuerdo con la acusación, en abril de 1990, teniendo en su poder un «palo de madera adaptado con la punta afilada y un clavo que sobresalía», el hombre atacó a una chica de 18 años en un sendero de la ciudad de Cheltenham, y tras violarla en unos arbustos, huyó del lugar del crimen.

Según detalló la Policía del condado Gloucestershire, las autoridades recuperaron «un perfil de ADN completo, pero tras numerosos intentos a lo largo de los años de identificar al sospechoso no hubo ninguna coincidencia de ADN». En el 2007, el caso se reabrió y apareció en el programa de la BBC ‘Crimewatch’, pero permaneció sin resolverse hasta el 2021.

«A principios de este año Shakespeare fue arrestado por estar en posesión de un cuchillo y se tomó su ADN, que se añadió a una base de datos nacional», explicaron los oficiales. Esto condujo posteriormente a una coincidencia forense con la violación de 1990 y el hombre fue detenido el 15 de agosto.

Durante la audiencia judicial de este jueves, el juez Ian Lawrie declaró que era «extraordinario» que las pruebas de ADN pudieran identificar al agresor a pesar de las décadas transcurridas. Señaló que había leído la declaración de la víctima y que era una «lectura tristemente convincente».

«En primer lugar, me gustaría elogiar a la víctima, ya que su valentía y coraje han sido fenomenales desde el día en que tuvo lugar este horrible crimen hasta la actualidad», subrayó por su parte Simone Bowley, el detective a cargo del caso. «Ha tenido que esperar más de 30 años para que Shakespeare admitiera sus abominables crímenes. El caso se ha reabierto y revisado durante este tiempo, y ella ha seguido colaborando con nosotros con la esperanza de que algún día se le capture y se le lleve ante la justicia», agregó.

Shakespeare fue puesto en prisión preventiva y será sentenciado el próximo 17 de enero en el Tribunal de la Corona de Bristol.

Deja una respuesta