Un joven se declara culpable de violación y abuso sexual de 4 adolescentes y un juez declara que es «inapropiado» encarcelarlo

Un joven se declara culpable de violación y abuso sexual de 4 adolescentes y un juez declara que es «inapropiado» encarcelarlo

Christopher Belter, de 20 años, recibió previamente una sentencia de dos años de libertad condicional provisional como delincuente juvenil. Sin embargo, «por su incumplimiento documentado» de la condena, el juez decidió en octubre que el joven será sentenciado como adulto y ahora lo condenó a 8 años de libertad condicional; además, debe registrarse como delincuente sexual.

Christopher Belter, un estadounidense de 20 años que se declaró culpable de violación y abuso sexual de cuatro adolescentes, fue sentenciado este martes a ocho años de libertad condicional, luego de que un juez del estado de Nueva York declarara que era «inapropiado» encarcelarlo.

«Agonicé, no me avergüenza decir que realmente recé para saber cuál es la sentencia apropiada en este caso. Porque hubo un gran dolor. Hubo un gran daño. Hubo múltiples delitos cometidos en el caso», explicó el juez del condado de Niágara, Matthew Murphy, citado por 7 Eyewitness News. «Me parece que una sentencia que implique encarcelamiento o encarcelamiento parcial es inapropiada, así que voy a sentenciarlo a libertad condicional», añadió.

En el 2018, Belter, entonces de 17 años, fue acusado de violación en primer grado, violación en tercer grado y abuso sexual cometidos en la casa de su familia en Lewiston contra cuatro adolescentes de 15 y 16 años. Al año siguiente, se declaró culpable de dos cargos de abuso sexual en segundo grado, intento de abuso en tercer grado y violación en tercer grado.

Recibió una sentencia de dos años de libertad condicional provisional. Si completaba con éxito esa condena se le debía conceder el estatus de delincuente juvenil. Sin embargo, el juez Murphy decidió el pasado mes de octubre que el joven será sentenciado como adulto y le negó la condición de delincuente juvenil «por su incumplimiento documentado» de la condena anterior. 

Además de cumplir ocho años de libertad condicional –que implica distintas restricciones, como permanecer en el condado de Niágara y vivir con sus padres, trabajar o estudiar a tiempo completo y no contactar con menores de 18 años, entre otras–, el acusado también debe registrarse como delincuente sexual. Regresará a la corte el próximo 2 de diciembre, donde se decidirá si es un delincuente sexual de nivel uno, dos o tres.

«Una profunda vergüenza y arrepentimiento»

Durante la audiencia judicial, Belter subrayó que «a través del tratamiento y la reflexión» llegó a sentir «una profunda vergüenza y arrepentimiento» por sus acciones.

«Ninguno de ustedes merecía estar en esta situación», dijo antes de su sentencia. «Espero que cada uno de ustedes pueda cerrar la herida que les he provocado», añadió. «Sé, sin embargo, que quedará una cicatriz que servirá de recordatorio de la maldad de aquella noche», concluyó. 

«Es un privilegiado»

Por su parte, Steve Cohen, abogado de una de la víctimas, declaró que está «muy, muy decepcionado» con la decisión del juez y que «esperaba un resultado diferente». «Hoy no se ha hecho justicia», dijo y agregó que Belter sufrió «cero consecuencias» por haber violado su anterior libertad condicional. 

«Es un privilegiado. Tiene dinero. Es blanco. Fue sentenciado como un adulto, apropiadamente; que un adulto se salga con la suya con estos crímenes es injusto», subrayó ,y señaló lo difícil que fue para su cliente escuchar que Belter no irá a la cárcel. «Creo que está en el baño vomitando ahora mismo, discúlpenme», apuntó antes de salir del juzgado.

Deja una respuesta